El antiguo método Céltico

(Las ilustraciones que siguen permitirán seguir claramente los pasos que se enumeran a continuación. Atentos, pues, a ellas.)

La carta que representa al consultante, llamada el Significador, se coloca en el centro de la mesa. Generalmente el Significador se extrae del mazo antes de barajarlo, y puede ser una carta que no surja del azar y sí de las características del consultante (escogida a mano de entre las figuras de los Arcanos Menores) o una carta abstracta (habitualmente el Loco o el Mundo).

La tirada de la Cruz CeltaLuego, una vez bien barajado el mazo y cortado tres veces, ya sea por el consultante o por el lector, se van extendiendo las cartas por el orden indicado en la imagen de la izquierda. La primera (que en realidad es la carta número 2) se coloca cruzada sobre el Significador; con las siguientes se forma una cruz, empezando por abajo y siguiendo la dirección de las manecillas del reloj. Una vez completada esta, las últimas cuatro cartas se sitúan al lado, a la derecha de la cruz, formando una línea ascendente, de abajo arriba.

La lectura ya está preparada.

Cada carta, según su posición, se refiere a un aspecto determinado de la cuestión. Así, el Significador indica la atmósfera general que rodea la consulta planteada y las fuerzas que actúan a su alrededor: el llamado plano de avance.

La tirada de la Cruz CeltaLa segunda carta, que se coloca cruzada encima de ella, se lee, por ello mismo, siempre como si estuviera del derecho, es decir, jamás se puede considerar invertida. Refleja cuáles pueden ser las fuerzas opuestas que hay que afrontar, sean buenas o malas: el llamado plano de resistencia.

La tercera carta (abajo) muestra las bases o fundamentos del asunto; se trata de algo que ya forma parte de la experiencia del consultante.

La cuarta carta (izquierda) indica las influencias que se han producido o se están produciendo en estos momentos.

La quinta carta (arriba) representa las influencias que pueden producirse.

La sexta carta (derecha) refleja las influencias que se producirán en un próximo futuro.

La tirada de la Cruz CeltaAsí queda completada la cruz, con el Significador en el centro cubierto por la primera carta cruzada. Ahora, a la derecha de esta cruz, se halla la línea ascendente con las cuatro cartas restantes.

La séptima carta señala los sentimientos negativos, miedos y temores que posee el consultante respecto al asunto en cuestión.

La octava carta muestra su entorno: casa, familia, medio social, la influencia que sobre él ejercen familiares y amigos.

La novena carta representa las esperanzas e ideales del consultante sobre el asunto en cuestión, sus emociones y ansiedades.

La décima carta, finalmente, refleja la respuesta a la consulta, el resultado acumulativo de las influencias ejercidas por las demás cartas. En su respuesta debe contener todo lo que han reflejado las demás cartas sobre la mesa.

Enviado por el 5 noviembre, 2013. Temática Tiradas. Si así lo desea puede comentar o seguir cualquier opinión respecto al artículo a través de RSS 2.0. O dejar un trackback.
No sólo Tarot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


7 − = seis

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Diccionario (e interpretación) de los sueños