El Carro

Simboliza el triunfo, la realeza, la victoria de lo espiritual y la autodisciplina sobre lo que es materia. Es un naipe relacionado estrechamente con el destino, con el caminar por el mundo, con nuestros aciertos y errores, conquistas y fracasos y con el esfuerzo cotidiano por dominar y someter a la materia y los elementos.

El CarroCuando este arcano aparece cabeza arriba, sugiere victoria, triunfo, el dominio o la consecución de lo que se apetece, ya del mundo material o del espiritual. Es una carta de continuidad hacia adelante, hacia la meta, en pos del acierto definitivo.

En su esencia más espiritual, El Carro indica que si se mantiene el equilibrio, el control, si la inteligencia domina lo material, si se busca la equidistancia entre espíritu y materia, se conseguirá superar todos los obstáculos, dificultades, trabas y cortapisas con que los enemigos suelen sembrar nuestro camino. Señala asimismo que debemos ser dueños de las emociones tendenciosas y firmes a la hora de tomar una determinación, manteniendo con mano enérgica las riendas de “nuestro carro”.

El CarroCuando este arcano aparece cabeza abajo está manifestando que existe falta de equilibrio o sensatez para alcanzar lo que se desea. Habla también de fracasos, pérdidas, contratiempos y obstáculos insalvables, negocios inmorales, pérdida del sentido de la realidad, desmoralización y carencia de energías para mandar, dirigir o tomar decisiones. También advierte de que debe vigilarse la salud dado que pueden existir anomalías de tipo psíquico o de carácter depresivo.

Desde la vertiente sexual simboliza al ser que aprovecha las oportunidades que encuentra por el mundo en materia carnal. Que conquista a los del sexo opuesto y no se ata a ellos, ya que El Carro no es un naipe que refleje precisamente la fidelidad. Es un arcano que señala que el hombre, sin que se trate de un conquistador nato, tiene éxito con las mujeres y es activo en la vida de los placeres físicos, pero sin olvidarse de que sus objetivos son más profesionales, comerciales y financieros, que románticos. Si es una mujer la consultante, suele indicar que en su vida no tardará en surgir el hombre o pretendiente de las características físicas que ella apetece.

Enviado por el 1 enero, 2014. Temática El Carro. Si así lo desea puede comentar o seguir cualquier opinión respecto al artículo a través de RSS 2.0. O dejar un trackback.
No sólo Tarot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 − = cuatro

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Diccionario (e interpretación) de los sueños