El libro de estampas del diablo

La cartomancia -o el arte de leer el pasado, el presente y el futuro en las cartas- puede ser misteriosamente precisa… o embrollada y obscura. Se practica con cartas ordinarias y con las enigmáticas cartas del Tarot. Condenado en otra época como “El libro de estampas del diablo”, el Tarot todavía alarma, intriga y desafía a la gente con sus imágenes.

El Colgado, según el Tarot de MarsellaEspantosas figuras como El Colgado, balanceándose de un árbol suspendido por un pie, o el horrendo espectro de La Muerte, con su insoslayable guadaña, pueden despertar en una persona todo tipo de miedos y sentimientos. Y de esto, precisamente, es en parte de lo que trata el Tarot, puesto que no es simplemente un método cómodo de predecir el futuro.

Ocultistas, místicos e incluso algunos psicólogos modernos han empleado el Tarot como una clave para abrir partes secretas de la mente. De este modo, buscan penetrar en lo desconocido y descubrir mensajes ocultos tras los sueños y los acontecimientos.

Arcano mayor y menor
La baraja del Tarot, que contiene un total de setenta y ocho cartas, está dividida en dos partes, denominadas respectivamente Arcano Mayor y Arcano Menor. El Arcano Menor, que incluye cincuenta y seis cartas, se asemeja a una baraja de juego moderna, la cual, según se cree, deriva del Tarot. En el Tarot español hay cuatro palos: Copas, Bastos, Oros y Espadas.

Cada palo del Arcano Menor contiene un as y nueve cartas numeradas. También están las cuatro figuras: el Rey, la Reina, el Caballo y la Sota. Por lo tanto, no hay nada especialmente misterioso respecto al Arcano Menor.

Los Arcanos Mayores incluyen veintidós cartasEl Arcano Mayor, que incluye veintidós cartas numeradas, es el responsable de la reputación mística del Tarot. Estas cartas representan una serie de imágenes, empezando con el 0, El Loco, y acabando con el XXI, El Mundo. Aquí están todas las figuras importantes del mundo medieval: El Emperador, La Emperatriz, El Sumo Sacerdote (El Papa), El Diablo y El Mago.

El Mundo, según el Tarot de MarsellaSin embargo hay otras cartas más sutiles y difíciles, que sugieren que algo más profundo se desarrolla detrás del escenario: La Estrella, El Mundo, La Sacerdotisa y La Luna, que tiene tres caras. Estas imágenes tienen poco que ver con la vida cotidiana en la época en que el Tarot nació, y parecen remontarse a un periodo precristiano, cuando diosas femeninas eran con frecuencia más importantes que sus contrapartes masculinas, e invariablemente las mujeres tenían a su cargo las artes mágicas, incluyendo la adivinación del futuro.

Muchos expertos dicen que el Arcano Mayor representa el viaje del alma desde la ignorancia ciega hacia la madurez. Otros conectan las cartas con los signos y planetas usados por los astrólogos, o con antiguos mitos y leyendas. Existen docenas de barajas distintas, cada una de las cuales refleja las creencias y fantasías de su diseñador.

Entre las barajas más conocidas están la de Marsella y la de Rider-Waite. Estas barajas son las más adecuadas para un principiante y también para un experto, puesto que son muy claras y precisas en el momento de hacer la consulta decisiva.

Cabe recordar, como aconsejan los tarotistas, que lo fundamental ante el Tarot es mantener una actitud de disponibilidad, tan despojada de superstición como de escepticismo. Una cosa es cierta: para que estas misteriosas cartas hablen y sus imágenes nos digan lo suyo, debe comenzarse por respetarlas, al margen de que sus augurios y sugerencias nos convenzan o convengan en mayor o menor medida.

Enviado por el 10 noviembre, 2013. Temática Tarot. Si así lo desea puede comentar o seguir cualquier opinión respecto al artículo a través de RSS 2.0. O dejar un trackback.
No sólo Tarot

Un comentario en El libro de estampas del diablo

  1. El tarot es un singular mazo de cartas, con un poder interpretativo, que viene dado, a mi entender, por la necesidad imperiosa de respuestas que se plantean al hombre de hoy. Se vive una existencia demasiado intensa, plagada de presiones y comportamientos extraños, de exigencias racionales e irracionales a todos los niveles, lo cual hace que el ser creado haya terminado por alejarse de las verdaderas razones de sus orígenes, del porqué y del cómo de su presencia en la Creación. Esto comporta dudas, interrogantes y misterios, que es preciso solventar. Y cuando se emprende la búsqueda de esas respuestas debe tenerse muy en cuenta que el subconsciente -o inconsciente- del ser humano funciona -hoy como ayer- a través de imágenes y símbolos, precursores de las frases y palabras, toda vez que sigue cargando con la herencia del hombre primitivo. Incluso, actualmente, a pesar de la gran evolución experimentada por la especie humana, se tiende, lo mismo que hace un millón de años, a soñar con figuras y situaciones simbólicas más que con mensajes hablados. Esta cualidad de la mente es la que posibilita el funcionamiento de la mayor parte de las artes adivinatorias, entre ellas el Tarot.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 8 = dieciséis

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Diccionario (e interpretación) de los sueños