La alternativa homeopática

Durante más de dos siglos, los pacientes, buscando una alternativa al tratamiento médico convencional, han encontrado alivio en la homeopatía. Los homeópatas sostienen que pequeñas dosis de una sustancia que causa los síntomas de enfermedad en una persona sana pueden curar los síntomas de una enferma.

Christian Friedrich Samuel Hahnemann (Meissen, 10 abril 1755 - París, 2 julio 1843), a los 80 años de edadLa homeopatía fue fundada a inicios del siglo XIX por un médico alemán llamado Samuel Hahnemann, cuyas curaciones inspiraron un devoto seguimiento. Conocía los remedios a través de la experimentación concienzuda al tratar con diversas sustancias (derivadas de plantas, fuentes animales y vegetales) a personas sanas, comprobar sus efectos y administrar luego las mismas dosis a los pacientes que mostraban idénticos síntomas.

Constantine Hering invirtió medio siglo en reunir gran cantidad de material médico de remedios homeopáticosSus técnicas fueron llevadas a América en la década de 1820 por inmigrantes suizos y alemanes, entre los que se hallaba un joven médico llamado Constantine Hering. Antiguo escéptico, Hering sería conquistado cuando un remedio homeopático salvó su mano infectada de una posible amputación. Convertido en padre de la homeopatía americana, fundó tres escuelas de medicina homeopática: al final del siglo había veintidós de ellas en los Estados Unidos y más de cien hospitales homeopáticos.

Una farmacia de 1890 (Filadelfia, USA) repleta de frascos que contenían centenares de remedios homeopáticosA pesar de su creciente popularidad (entre “sus entusiastas seguidores” se han contado famosos como la reina Isabel II, el violinista Yehudi Menuhin o la Madre Teresa de Calcuta entre otros), la homeopatía es desdeñada por los médicos convencionales. Ridiculizan una prueba clave, la ley de la potenciación, que, a pesar de las leyes físicas conocidas, pone de manifiesto que una potencia del agente curativo se incrementa a medida que es diluida. Así, los homeópatas tratan a los pacientes con dosis infinitesimalmente pequeñas y recetan libremente sustancias tóxicas tales como el veneno de serpiente y el arsénico; los venenos son tan diluidos que virtualmente no se puede encontrar rastro de los mismos.

Jacques Benveniste (12 marzo 1935 - 3 octubre 2004)En 1986, algunos investigadores franceses dirigidos por el doctor Jacques Benveniste, se dispusieron a comprobar tan inverosímil ley de potenciación.

Empezaron con una solución acuosa mezclada con un anticuerpo llamado anti-IgE, diluida en un factor de 10, y así sucesivamente repitiendo el proceso sesenta veces. La solución, finalmente, quedó tan diluida que parecía improbable que incluso una molécula anti-IgE pudiera haber estado presente. Esperaban un efecto biológico (según un observador) como el de disolver un simple grano de sal en una palangana del tamaño del sistema solar y trataran de curar un jamón en esta solución. No obstante, los experimentadores dicen que las células de la sangre expuestas al fluido reaccionaron como si contuviesen el anticuerpo.

Benveniste puntualizó que el agua “recordaba” al anticuerpo que había sido disuelto en ella y retenía una huella de la estructura molecular de la sustancia. La mayoría de los científicos descartan esta explicación, y algunos observadores independientes que más tarde analizaron el trabajo de Benveniste dijeron que sus resultados eran aberraciones estadísticas. Pero los homeópatas dicen que el estudio nunca fue completamente desacreditado. Para ellos, esto demuestra que sus creencias se basan en un fundamento de la física aún por descubrir.

Enviado por el 20 noviembre, 2013. Temática Salud. Si así lo desea puede comentar o seguir cualquier opinión respecto al artículo a través de RSS 2.0. O dejar un trackback.
No sólo Tarot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− cinco = 4

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Diccionario (e interpretación) de los sueños