La magia del amor

Uno de los motivos más habituales por los cuales la gente recurre a la magia, es tener que afrontar un problema amoroso. Se hacen trabajos para que la persona amada sea fiel, para conseguir su afecto, para que se muestre más atenta, para alejar a quien ya no se quiere, para desenamorarse, para vencer a un posible rival, para que los celos no sean un obstáculo, y así un largo etcétera.

Una razón muy común por la cual la gente recurre a la magia es tener que afrontar un problema amorosoEl ser humano manda y transforma sus propios sentimientos, pero se siente impotente y frustrado ante la imposibilidad de transformar los del prójimo y eso hace que habitualmente recurra a las prácticas mágicas a fin de mudar la indiferencia de su amado en cariño, de acabar con la infidelidad del cónyuge o de buscar consuelo y soluciones ante la proximidad de una ruptura sentimental.

La magia relacionada con el amor, también denominada magia rosa, cuando parte de las premisas de la magia blanca no apunta a transformar sentimientos ajenos sino, sobre todo, a modificar a quien la practica de manera que pueda lograr conseguir su deseo por sí mismo. Si se hace un trabajo para enamorar a alguien, lo que se logrará en primer lugar no es cambiar los sentimientos de esa persona, sino operar ciertas transformaciones en uno mismo que permitan enamorarle o resultar atractivo a sus ojos. Solamente en la magia negra existen los llamados “amarres” o “ataduras”, que son métodos para obligar a otra persona a actuar en contra de su propia voluntad y eso, sin duda, es totalmente contrario a la ética y al orden y respeto naturales.

Los ritos de amor sólo pueden funcionar correctamente si uno mismo está dispuesto a la entregaEs importante tener en cuenta que los ritos de amor sólo pueden funcionar correctamente si uno mismo está dispuesto a la entrega, a la generosidad. No se puede pedir que otra persona se enamore de uno si no se tiene la voluntad de corresponder con el mismo sentimiento, porque eso atenta contra el equilibrio y la armonía. Más aún: si alguien pretendiera que otra persona le ame tan solo para halago de su orgullo, para vengarse o impulsado por cualquier sentimiento que no fuera noble, el resultado podría ser absolutamente contraproducente.

A veces se desean cosas aunque la experiencia diga que eso conllevará una vida de amargura y sufrimientoA veces se desean cosas que, en el fondo, no harían más que acarrear dolores más intensos que los ocasionados por un amor no correspondido. Una persona puede encapricharse de otra y, aunque su experiencia le diga que a su lado le espera una vida de amargura y sufrimiento, querer por todos los medios conquistarla dispuesta a aguantar todo lo que le toque en suerte.

En estos casos, el resultado del ritual mágico destinado a conseguir ese deseo, difícilmente dé el resultado esperado porque la magia sirve para mejorar la vida de quien la practica y no para deteriorarla. Así, los diferentes ritos que sirven para solucionar problemas relacionados con el amor deben seguirse paso a paso pero teniendo en cuenta que sólo se conseguirán resultados siempre y cuando estos sean beneficiosos para la persona que actúe como oficiante del ritual. Cuanto más generosa sea la disposición que se adopte a la hora de efectuar el trabajo, más espectacular será el resultado.

La magia sirve para mejorar la vida de quien la practica y no para deteriorarlaY es que los rituales de magia blanca sirven no solamente para conseguir lo que se anhela, sino, también, para actuar a modo de protectores para que no se logren aquellas cosas que acarrearían infelicidad ofreciendo, al mismo tiempo, opciones mucho más interesantes que aquello que se esperaba conseguir. En todo ritual de magia de amor, lo que siempre debe estar presente es el respeto y el deseo de que la persona a la que va destinado elija libremente. El mero intento de imponer la propia voluntad sobre la de los demás, ya es algo totalmente contrario a las leyes de la naturaleza y del desarrollo espiritual.

Enviado por el 1 noviembre, 2013. Temática Rituales. Si así lo desea puede comentar o seguir cualquier opinión respecto al artículo a través de RSS 2.0. O dejar un trackback.
No sólo Tarot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ tres = 11

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Diccionario (e interpretación) de los sueños