Los Enamorados (o Los Amantes)

Simboliza la leyenda de Hércules debatiéndose entre la Virtud y el Vicio y la de Psyque y Eros (en la que interviene Cupido, querubín alado, con el arco y la flecha, que aparece en la parte superior del naipe en el Tarot de Marsella). Es la carta de los dos caminos, de la eterna disyuntiva entre el Bien y el Mal.

Los EnamoradosCuando este arcano aparece cabeza arriba, se refiere, obviamente, a experiencias románticas, sentimentales o eróticas. El grabado es en sí mismo harto elocuente: un hombre entre dos mujeres, o la clásica representación del triángulo amoroso. En cierto aspecto puede considerarse una carta que denuncia conflictos de orden sentimental o emotivo, rivalidades amorosas, la situación siempre incómoda del hombre que se debate entre sus obligaciones matrimoniales y la sutil atracción por lo prohibido, por la amante furtiva y ocasional, por los placeres del sexo… Esta síntesis representativa puede aplicarse indistintamente al hombre y a la mujer.

Los AmantesNo obstante, cuando la carta de Los Enamorados o de Los Amantes se le aparece con frecuencia a una misma persona, aún cuando esta no haya consultado sobre temas de amor o de la vida conyugal, hay que sospechar en un elevado porcentaje de ocasiones que existe un problema de triángulo en la vida de la susodicha persona, ya sea causado por ella misma o por terceros. Cuando la cuestión o pregunta del consultante (a quien le aparece sobre la mesa el arcano VI) se refiere al ámbito laboral, comercial, profesional o familiar, este naipe evidencia las rivalidades existentes entre colegas, empleados, parientes, etc., y la posibilidad de que alguno de ellos esté, como se dice vulgarmente, jugando con “dos barajas”. En conjunto es una carta que representa los dos caminos del amor, las tentaciones sentimentales, las pruebas o disgustos del entramado emotivo y el matrimonio, la posibilidad de enamorarse en un futuro próximo o de tener relaciones inesperadas que por lo general puedan resultar poco duraderas y/o desalentadoras. Puede advertir también de que uno se enfrenta, o se enfrentará, a una encrucijada: que deberá hacer una elección dolorosa y de tipo moral.

Cuando este arcano aparece cabeza abajo está indicando, de entrada, que la persona puede estar sujeta a la atracción morbosa de las aberraciones sexuales. Alude, asimismo, la posibilidad de graves enfrentamientos matrimoniales y la incapacidad para decidir sobre algún problema grave y/o trascendente. Existe, asimismo, falta patológica de decisión e infracciones de tipo moral y una absoluta incapacidad hacia el respeto de los valores tradicionales del amor.

Desde la vertiente sexual representa lo sentimental por encima de todo, incluso de las propias reglas y de los convencionalismos; el amor y la pasión dominando absolutamente. También es indicativo, tanto en el hombre como en la mujer, de tendencias apasionadas hacia el sexo y de una fuerte atracción por las experiencias carnales. Manifiesta, asimismo, poca resistencia a la soledad; caída en perversiones sexuales; infidelidades continuas, inconstancia, el sexo por el sexo, adulterio, plenitud de goces físicos aunque sea sacrificando fortuna e intereses.

Enviado por el 19 diciembre, 2013. Temática Los Enamorados. Si así lo desea puede comentar o seguir cualquier opinión respecto al artículo a través de RSS 2.0. O dejar un trackback.
No sólo Tarot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 + = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Diccionario (e interpretación) de los sueños