Los fantasmas de la Torre de Londres

Personaje de las leyendas relativas a las posibles manifestaciones de un individuo después de su muerte, la figura del fantasma se encuentra en todas las tradiciones culturales del mundo.

Grabado antiguo con la Torre de Londres al fondoEl folklore británico tiene tan integrado al fantasma que el adjetivo encantado llega a la mente apenas se habla de una de sus moradas o castillos. Y la más importante de las fortalezas británicas, la Torre de Londres, un complejo de varios edificios situado dentro de dos anillos concéntricos de muros defensivos y un foso, cuenta también con un sinnúmero de apariciones célebres.

Un guardia en el tribunal
Ana Bolena fue decapitada, bajo la acusación de adulterio, por un verdugo venido especialmente de Francia, el 19 de mayo de 1536. Ejecutada mil días después de haber desposado a Enrique VIII, es la segunda de las seis esposas y la primera víctima del rey que inspira la siniestra leyenda de Barba Azul. Después de la ejecución, sus restos fueron enterrados furtivamente en la capilla de San Pedro, en la Torre de Londres donde estuvo recluida. Desde entonces y por siglos su espectro aparece a intervalos regulares, a veces conduciendo una procesión en la capilla de San Pedro, otras veces, sola en distintos lugares de la vieja fortaleza. Una de las manifestaciones más impresionantes del fantasma se produce, sin embargo, en el invierno de 1864. Una noche, un guardia es encontrado inconsciente. Acusado de haberse quedado dormido en su puesto, debe comparecer frente a un tribunal militar. El hombre relata que al amanecer vio salir de la neblina una silueta blanca. Llevaba un tocado, pero sin cabeza debajo, y se dirigió hacia él. Después de hacer las tres advertencias de rigor, el soldado se acercó a la silueta; pero cuando la bayoneta de su fusil la atravesó, un rayo se propagó a lo largo del cañón, y fue impactado por un fuerte golpe.

Ana Bolena en la Torre de LondresTodo esto parecería solamente una excusa de no ser por dos soldados y un oficial que habrían atestiguado, después de la declaración del acusado, haber visto al espectro por una ventana. Cuando se averiguó que la forma, en los cuatro casos, fue vista justo debajo de la ventana del cuarto en el que Ana Bolena pasó su última noche antes de su ejecución, el tribunal optó por liberar al guardia.

El cadáver de un gato…
El dilatado pasado de la Torre como prisión de estado y la calidad de varios de sus detenidos y de las víctimas ejecutadas en ella hacen del edificio (construido por Guillermo el Conquistador a fines del siglo XI) un lugar predilecto de los fantasmas.

Grandes damas del reino asesinadas ahí habitarían, de esta manera, el edificio paseándose sobre las murallas, por los corredores y atravesando los muros. Por ejemplo Margaret, condesa de Salisbury, ejecutada en 1541 a la edad de setenta años, en terribles circunstancias -el verdugo tuvo que decapitarla tres veces-, “reviviría” periódicamente sus últimos momentos ante la vista horrorizada de los guardias, los únicos seres vivos que frecuentan esos lugares durante la noche. Pero también hay fantasmas de hombres que encantan la Torre. El fantasma más antiguo es Santo Tomás Becket, asesinado durante una misa en la catedral de Canterbury en 1170. De él se dice que volvería a visitar la Torre, de la que fue gobernador un tiempo. Otro espectro ilustre es el del gran explorador sir Walter Raleigh, encarcelado por Jacobo I acusado de complot. Estuvo en prisión desde 1603 hasta 1616, fue dejado en libertad por un lapso de dos años, luego apresado nuevamente y decapitado. Pero también dos niños, el joven príncipe Eduardo V y su hermano el Duque de York, asesinados por su tío Ricardo III en 1483, se pasean a veces por los corredores, tomados de la mano, vestidos de blanco.

La Torre Blanca data del siglo XICuriosamente, el torreón de la fortaleza, la Torre Blanca, parece no haber sido encantada por nadie. Según la tradición, al inicio de su construcción, en el siglo XI, se practicó ahí un sacrificio de un animal para alejar los espíritus maléficos. Ahora bien, durante unos trabajos efectuados en el siglo XIX, se descubrió en el interior de uno de los muros maestros el esqueleto de un gato.

¿Qué explicación tienen los fantasmas?
Para los escépticos, las apariciones existen sólo en la mente de quienes las ven. Los parasicólogos modernos comparten ese punto de vista en muchos casos, pero sostienen que una minoría de testimonios resisten a todo intento de explicación racional.

Los fantasmas, según ellos, aparecen “espontáneamente”, o por la intervención de un médium. ¿En qué consisten exactamente? Para algunos el espectro es la manifestación del espíritu de un muerto, para otros es el producto del espíritu del médium o del testigo que asiste a la aparición.

La primera explicación postula la existencia de una entidad independiente del cuerpo (¿el alma?), capaz de sobrevivir al deceso y de volverse más o menos visible, según su voluntad. La segunda explicación sólo atañe, aparentemente, a escépticos. Esta supone, en efecto, que lo que ven los testigos tiene una existencia tangible en vez de provenir de un fantasma síquico.

Enviado por el 29 octubre, 2013. Temática Fantasmas. Si así lo desea puede comentar o seguir cualquier opinión respecto al artículo a través de RSS 2.0. O dejar un trackback.
No sólo Tarot

Un comentario en Los fantasmas de la Torre de Londres

  1. La Torre de los fantasmas: argamasa y tristeza, piedras y sangre. Una torre concebida para la conquista y emblema de la muerte violenta, uno de los lugares históricos más sangrientos, sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


7 − = uno

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Diccionario (e interpretación) de los sueños