Trazado de los cuatro números básicos

En la antigua práctica de la numerología, la carta de nacimiento de una persona consiste en cuatro números fundamentales; tres se extraen del nombre que uno recibe al nacer y uno de la fecha de nacimiento. Los numerólogos analizan estos números para descubrir indicios del carácter, el destino y los ciclos vitales del individuo. La lectura de una carta personal, similar a la que efectúan los profesionales, se puede realizar por el sencillo método de calcular esos cuatro números y consultar las descripciones que siguen más adelante en este mismo artículo que ahora lee. Aunque se aplica a las personas, la técnica puede adaptarse a cualquier cosa que tenga nombre y fecha de nacimiento u origen, por ejemplo un gato, un negocio, una nación e incluso una idea.

El primer paso a seguir en este intrigante arte es convertir el nombre a su equivalente numérico. Cada letra tiene asignado un número de un solo dígito basado en el lugar secuencial que ocupa en el alfabeto: Las letras que van de la A a la I se numeran del uno al nueve, y el resto quedan reducidas a uno de estos dígitos con una simple suma. Por ejemplo, la J, como décima letra se reduce a uno (10 = 1+0 = 1), y así las demás.

Los tres números del nombre se determinan sumando el valor numérico de tres series distintas de letras que lo integran: en primer lugar, todas las vocales; después las consonantes; y finalmente el total de letras. El total numérico de vocales -a, e, i, o y u- del nombre se denomina Número del Alma. Se cree que refleja el auténtico interior de la persona, sus ambiciones y motivaciones, el criterio y la actitud, y los sentimientos. El total de consonantes proporciona el Número de la Personalidad Externa, que refleja el aspecto físico, la salud y la impresión que da el sujeto a los demás por medio de la vestimenta y la conducta.

El total del nombre de nacimiento completo se conoce como Número de la Senda del Destino. Indica la suma de aptitudes y logros del individuo y el modo en que influye en los demás. El Número de la Senda del Destino también incide en el curso que la persona seguirá para alcanzar los objetivos de su meta -tanto si esta implica formar una familia como levantar una empresa- y describe al tipo de personas que encontrará por el camino.

Los numerólogos creen que un cambio de nombre puede alterar drásticamente la combinación de letras y números y desarrollar las experiencias, actitudes y el rol social de la persona, aunque el nombre de nacimiento establezca las bases de la naturaleza y el destino para toda la vida. Una mujer que cambia su apellido al contraer matrimonio, por ejemplo, puede incrementar su capacidad de adaptación a nuevas circunstancias al tomar un nuevo juego de números susceptibles de combinarse con el nombre de nacimiento. La numerología señala el cambio en los números personales como factor de tales transformaciones. De forma similar, las estrellas de cine y los escritores toman en ocasiones una nueva identidad pública -y una personalidad privada- con la idea de conseguir con el cambio de nombre una imagen concreta. Realmente, Archibald Leach o Joyce Frankenberg suenan muy diferente que Cary Grant o Jane Seymour, nombre artístico que respectivamente escogieron estos dos actores que nos han servido como ejemplo.

Aunque el nombre de una persona puede cambiar a lo largo de la vida, la fecha de nacimiento es un valor fijo. El cuarto número, el más importante en la carta numérica, se obtiene mediante la suma de los números de esta fecha. Se denomina el Número de la Lección de la Vida. Revela las enseñanzas y verdades que el individuo aprenderá en el transcurso de su vida; señala el propósito esencial de su existencia.

El Número de la Lección de la Vida se obtiene al escribir la fecha de nacimiento en números y sumarlos hasta reducirlo a un único dígito. Supongamos que su fecha de nacimiento es el 4 de noviembre de 1947; para conocer el cuarto número escríbalo en cifras de este modo: 4-11-1947 (asegúrese de utilizar el año completo, nunca la abreviación 47) y después sume los dígitos hasta reducirlo al 9 (4+1+1+1+9+4+7 = 27 = 2+7 = 9).

El número de la fecha de nacimiento también es la clave para interpretar lo que los iniciados llaman “ciclos anuales de la persona”, el reinado de modelos de conducta e influencias, tales como la energía, la armonía, la seguridad, la resignación y las preferencias. Se dice que estos patrones se ponen en movimiento el día que nace el sujeto y cubren ciclos de nueve años que se suceden a lo largo de su vida. El ciclo anual de la persona explica el lugar en el que se centrará una energía durante un período concreto de doce meses, una especie de tarea doméstica en el ámbito psíquico que se asigna al año.

Un método sencillo para determinar el ciclo anual actual consiste en remontarse al último aniversario del individuo y sumar los números de esa fecha. Los patrones asociados a este número predominarán desde el aniversario anterior al próximo, momento en que el ciclo se trasladará un número; al final del noveno año del ciclo, la persona vuelve de nuevo al primer año.

Aunque el día del nacimiento determina el Número de la Lección de la Vida, esta cifra se repetirá cada noveno año de vida, y cada nueve años a partir de ese momento. Por este motivo, el año de nacimiento y las edades de 9, 18, 27, 36, 45, 54 y de aquí en adelante son trascendentales, períodos en los que tienen lugar acontecimientos que marcan el tema más importante en la vida de una persona y le recuerdan de nuevo la lección que ha venido a aprender. Una vez se han determinado los cuatro números en la carta personal de nacimiento, el último paso consiste en efectuar su interpretación. Cada una de las descripciones numéricas que a continuación se detallan, comienzan con la supuesta esencia del número, continúan con su influencia como número personal en una de las cuatro categorías. Si se desea examinar el Número del Alma, por ejemplo, la definición describe la naturaleza interna. Si se trata del de la Personalidad Externa, representa la forma en la que nos ven los demás. Si se busca la Senda del Destino, la aplicación de las influencias en el curso de una carrera. Y si se trata del Número de la Lección de la Vida, la definición sugiere las enseñanzas que a uno le conviene aprender. Para finalizar, el ciclo anual de la persona describe el modelo predominante de acontecimientos y actitudes para cada año, pasado, presente o futuro.

Trazado de los cuatro números básicosUNO
-Esencia del Uno: Activación. El Uno es la semilla, el origen, el momento en que la fuerza vital se autoimpulsa hacia el exterior para explorar y enfrentarse al nuevo espacio. Es original e individualista porque ninguna experiencia previa ha influido en él. Al desconocer el significado de lo imposible, aborda las cosas con total confianza. El Uno es el pionero que afrenta lo desconocido con un coraje inocente. Utiliza su propia creatividad para resolver cualquier problema que se le presente.

-Número Uno Personal: Se trata de una persona extremadamente individualista y automotivada, y por tanto su tendencia es seguir sus propias ideas e instintos. El individualismo late detrás del ansia de libertad e independencia. Manifiesta su liderazgo con creatividad y originalidad. Se niega a aceptar un puesto secundario y dirige el conjunto de la operación al tiempo que deja los detalles para los demás. Saca mayor provecho de la experiencia que del aprendizaje o el consejo, que le desagradan profundamente. Su naturaleza apasionada puede causar desequilibrios en su conducta emocional. Aun así, la intensidad de su concentración, junto al valor y la inteligencia, hacen del sujeto un baluarte de inspiración en tiempos difíciles. Debe evitar mostrarse arrogante, egoísta y obstinado.

-Ciclo Anual Personal Uno: Es el principio de un nuevo ciclo de nueve años. Han ocurrido cambios importantes y se encuentra todavía en el proceso de adaptación física y emocional. Se siente impulsado a centrarse en sí mismo, transición mental difícil si le han enseñado a pensar primero en los demás. Sin embargo, ahora, sus necesidades son prioritarias; las decisiones que tome durante este ciclo influirán en su vida durante un período de cuatro a nueve años. Aunque le rodee la gente, es posible que se sienta solo y aislado. Algunas personas intentarán aconsejarle, pero no lo aceptará. Se considera lo bastante independiente, enérgico y voluntarioso para aceptar el riesgo. Es el año para expresar el individualismo y emprender aquello con lo que sólo había soñado hasta el momento. Una persona importante podría entrar en su vida atraída por esta nueva actitud.

DOS
-Esencia del Dos: Atracción. En este progreso dinámico, el Uno atrae a otro Uno, y se convierten en Dos. El Dos es el período de gestación en que la semilla del Uno se recoge y asimila, y las cosas comienzan a tomar forma. Es el espejo de la iluminación donde el conocimiento surge de los opuestos: día y noche, macho y hembra. Dos es el principio del matrimonio entres dos entidades distintas.

-Número Dos Personal: Es un diplomático con un fuerte anhelo de paz y armonía. Su sintonía con las actitudes y sentimientos de los demás provocará una asimilación de ideas ajenas, lo cual podría entorpecer su capacidad de tomar decisiones. Su sensibilidad le permite influir en los demás con naturalidad desde un discreto segundo plano sin importunar a nadie. Le estimulan las fuerzas sutiles de la naturaleza; la música y otros aspectos del arte satisfacen su arraigado sentido del ritmo y la armonía. Posee una imaginación desbordante que crea un espejo mágico en el cual aprecia hasta el mínimo detalle. Su buena disposición y paciencia, junto a la sinceridad y la facultad de ver las dos caras de las cosas, hace de esta persona la pareja ideal. Debe evitar la hipersensibilidad, la indecisión y el complejo de inferioridad.

-Ciclo Anual Personal Dos: Este año, requiere calma y una actitud receptiva por parte del individuo. La habilidad para contrastar puntos de vista de la que ahora dispone le confiere un don conciliador o mediador. Se concienciará de las necesidades de los demás y se dedicará a despejar las diferencias que puedan haber surgido como consecuencia de su agresividad durante el año anterior. Ahora encontrará difícil tomar decisiones, y preferirá permanecer más en la sombra. Es un buen período para las relaciones de pareja, gracias a su sensibilidad. El matrimonio tiene cabida en este ciclo. Su subconsciente es muy activo, debe aprovechar este estado para desarrollar habilidades intuitivas. Destellos de perspicacia y comprensión pueden ayudarle a resolver una situación difícil. Es probable que se reconozca de pronto un hecho o labor realizada en el presente u olvidada tiempo atrás. Pueden presentarse transacciones legales, acuerdos de venta, herencias o reclamaciones. Es un año curioso, en el que la vida fluye con tranquilidad, hasta que repentinamente aparecen acontecimientos excitantes que requieren una decisión muy reflexionada. El lema de este año puede ser: Esperar lo inesperado. Y escuchar la propia naturaleza íntima. La magia creativa espera ser explorada.

TRES
-Esencia del Tres: Expansión. El matrimonio del Dos fructifica y da lugar al Tres. El Tres, el número más imaginativo y creativo es madre-padre-hijo. Esta unidad familiar se simboliza a través del triángulo, conocido en matemáticas como la forma más perfecta, es decir, el primer plano cerrado que se puede construir con líneas rectas. El triángulo representa la naturaleza en tres dimensiones de la divinidad en la mayoría de culturas.

-Número Tres Personal: Individuo extremadamente expresivo capaz de influir en los demás gracias a su rimbombante estilo comunicativo. En alguna parte le espera un escenario. Tanto en el discurso, la escritura, como en la actuación, su naturaleza brillante y carismática atrae a sus semejantes, quienes disfrutan del entusiasmo y la energía que genera. Cuida su apariencia porque sabe que los logros dependen de la impresión que uno da. Tiene grandes expectativas, y su confianza a menudo se ve recompensada, ya que un pensamiento productivo produce resultados positivos. A causa de su naturaleza expansiva, conoce gente de cultura y estrato social diverso que enriquecen su pensamiento, ya de por sí amplio y ecléctico. No debe derrochar energía y es preferible huir de la exageración, no concederse excesos y eludir el optimismo sin fundamento.

-Ciclo Anual Personal Tres: Es un año de actividad, expansión, viajes y suerte. El sujeto necesita espacio para moverse y expresarse, sentir la vida, la libertad y la alegría de vivir. Es posible un cambio de lugar o de país con el fin de conocer gente que amplíe su idea del mundo. Algunos individuos con los que inicie una relación ahora pueden resultar contactos decisivos en el ámbito del trabajo en el futuro. Cuida su aspecto y tal vez introduzca cambios en su guardarropa, estilo de peinado u mejore de algún modo su apariencia. Este ciclo se conoce como el de la suerte, su boleto puede ser el ganador. Pero no debe ser demasiado indulgente consigo mismo. El derroche puede conducir a la bancarrota. Si actúa con buen tino, sin embargo, este ciclo será muy fértil e incluso es posible el nacimiento de un niño, un engendro de la mente o un aumento en la cuenta corriente. En medio de este ciclo social, acudirá a fiestas y funciones en las que repentinamente emergerá como centro de atención. La gente le responderá de forma positiva, lo que producirá una sensación de bienestar en su fuero interno. Incrementará la confianza en sí mismo y sus potenciales.

CUATRO
-Esencia del Cuatro: Seguridad. El Cuatro simboliza los límites que proporcionan seguridad al Tres. Como el cuadrado, la segunda forma perfecta en geometría, sugiere fundamentos y perímetros sólidos que contienen y protegen. El Cuatro, enérgico y conservador, contribuye en gran medida a la creación de fuertes alambradas y elementos nutritivos para alimentar la familia Tres.

-Número Cuatro Personal: Estamos ante una persona práctica, precavida y de confianza, la sal de la tierra. Siente la responsabilidad de construir cimientos firmes sobre los que se sostendrá el futuro, motivo por el cual respeta la ley y el orden. Esto explica porqué su armario nunca está vacío y siempre tiene algo que ponerse un día lluvioso. Sin duda, este individuo acude al trabajo todos los días y acaba las tareas que se le asignan; encarna la frase de Kahlil Gibran extraída de El Profeta: “El trabajo es el amor hecho visible”. Se enorgullece de su labor porque es una expresión de sí mismo. Se preocupa por la tierra y necesita estar conectado a ella de alguna forma, a través de un jardín, paseos por la naturaleza o cuestiones medioambientales. Los asuntos financieros también son de su incumbencia; son otra expresión del valor de su talento. Debe evitar la terquedad, el exceso de trabajo y la acumulación exacerbada.

-Ciclo Anual Personal Cuatro: Este año el énfasis recae sobre trabajo, orden, control presupuestario, solidez, relaciones físicas más estrechas y ámbito corporal. Urge organizar todos los aspectos de la vida, y comenzará a limpiar el ático, la bodega, los armarios, el garaje, la oficina. Este acto es un gesto simbólico que indica una necesidad subconsciente de construir y ordenar unos cimientos sólidos en la vida. Los asuntos materiales adquieren importancia porque incrementan su sentido de la seguridad y satisfacen sus considerables necesidades físicas. Es posible que adquiera bienes o propiedades, o decida construir o remodelar. Su cuerpo es una posesión física y, como el año pasado se excedió en el peso, es el momento de desempolvar el equipo de gimnasia, el libro de dietas y la balanza del baño. La salud puede presentar problemas, así que deberá comer bien, descansar, hacer ejercicio con moderación y hacerse una revisión médica. Puede ser un ciclo de dinero, pero el incremento de fondos es proporcional a la dedicación laboral. Si trabaja bien puede verse recompensado.

CINCO
-Esencia del Cinco: Experiencia. El Cuatro, firmemente resguardado en su casa, ahora comienza a explorar el entorno. El Cinco precisa libertad e independencia para que sus sentidos experimenten. Su inagotable curiosidad filtra sus hallazgos y en último extremo realiza elecciones que influirán en su futuro.

-Número Personal Cinco: El individuo tiene un gran poder comunicativo. Impulsivo e infatigable, necesita libertad para moverse sin trabas por la vida y reunir la experiencia e información que demanda su curiosidad. Promueve ideas y le gustan los cambios por la oportunidad de aprender que proporcionan. Para su bienestar es básica la estimulación mental. Su mente es ágil y se adapta y asimila con rapidez las influencias inmediatas, lo cual significa que es capaz de relacionarse con cualquier grupo. Puede hablar con soltura de numerosas materias gracias a su amplia experiencia y su naturaleza dada a la mímica deleita a los demás. Versátil y adaptable, es la estrella y la animación de la fiesta. Es eficiente pero rehúye la monotonía y los empleos rutinarios. Tiene la facultad de comunicarse con eficacia; debe mostrarse sincero y veraz.

-Ciclo Anual Personal Cinco: Es infatigable y abierto a los cambios. El ajetreo ha irrumpido en su vida y se siente como en un tiovivo; acude a citas y fiestas, hace recados, contesta al correo y al teléfono y, en general, está disponible para quien le necesite de pronto. Comunicación es la palabra clave de este año. Debe relacionarse y conocer gente porque esas experiencias le proporcionarán la información necesaria para tomar decisiones importantes que afectarán su vida los próximos cuatro años. Si no se encuentra satisfecho con su vida, es el momento propicio para introducir cambios. Surgirán oportunidades en las que tal vez encuentre la solución a cualquier dificultad actual. La actividad de su mente hace de este un buen momento para emprender caminos que satisfagan sus anhelos de experiencia. Aumentarán sus deseos amorosos y desprenderá ondas magnéticas que atraerán al sexo opuesto. Podrán realizarse algunas expectativas en este plano. Su sistema nervioso se encuentra en una frecuencia muy alta; es preferible evitar el alcohol y las drogas y prevenir accidentes. Es un año para la diversión, el esparcimiento, los encuentros amorosos, las decisiones y los cambios.

SEIS
-Esencia del Seis: Armonía. Después de experimentar con los cinco sentidos, el Seis asimila la importancia del amor, la compasión y la responsabilidad social. El hogar que se construyó en el Cuatro, ahora debe llenarse de amor y relaciones significativas. El hogar pasa a formar parte de la comunidad en la que el orden y la ley se establecen para crear un entorno social armonioso.

-Número Seis Personal: Persona con sensibilidad artística cuyo sentido de la armonía se expresa por sí mismo en el hogar, el arte o el servicio a la comunidad. Necesita e irradia amor en su entorno inmediato, donde la familia tiene una destacada importancia. Su apreciación de la belleza se manifiesta en la decoración de la casa, las manualidades y en la cocina. Su capacidad innata para ir directamente a la esencia de las cosas, así como la comprensión que demuestra, le convierte en el consejero ideal al que acuden los demás en busca de soluciones a sus problemas. Si trabaja fuera de casa, intentará establecer un orden armónico en el mundo por medio de embellecer el entorno, dar consejos o a través del arte o un medio legal, que persiga la justicia. Quiere a la gente y se preocupa por sus semejantes, es generoso y tolerante. Debe poner especial cuidado en no convertirse en un recluso o felpudo de los demás; correría el peligro de ser un mártir.

-Ciclo Anual Personal Seis: Esta fase se conoce por su espíritu hogareño y familiar. Siguiendo el curso natural de las cosas, tras los encuentros amorosos del año anterior, existe la posibilidad de casarse y tener hijos. Aunque este no sea su caso, su atención se centrará en el aspecto doméstico, donde ocurrirán transformaciones, por ejemplo entrarán o saldrán del entorno algunos miembros de la familia, los hijos irán a la escuela o contraerán matrimonio, los parientes le pedirán ayuda financiera o emocional. Aumentará la responsabilidad respecto a la familia. Su sentido de la justicia atraerá a la gente, que le contará sus problemas y le pedirá consejo. Será posible llegar a acuerdos que restablezcan el equilibrio. La belleza y la armonía cobrarán importancia en su vida, por lo que es probable la redecoración de la casa, la adquisición de obras de arte y un interés por los museos y la danza. Los proyectos comunitarios pueden satisfacer su sensibilidad social en este momento. Si da rienda suelta al amor y la comprensión, se estrecharán las relaciones con la pareja, la familia o los amigos.

SIETE
-Esencia del Siete: Análisis. Ahora que el cuidado físico se ha llevado a cabo, el Siete busca la introspección para situarse en el universo. Comienza a pensar y a analizar las experiencias del pasado y las situaciones del presente, y se pregunta por el futuro. El Siete comprende que debe depurar para el tiempo venidero las técnicas que ha desarrollado. El Siete refleja relajación física y actividad mental.

-Número Personal Siete: Se trata de un pensador e idealista que analiza el conocimiento desde distintas fuentes antes de aceptar una premisa. El ruido y la muchedumbre perturban su naturaleza meditativa, de modo que se reserva el tiempo para sí mismo a fin de que su creativa imaginación pueda vagar con libertad en busca de la perfección. Su capacidad intuitiva combinada con su inclinación analítica le convierte en un profeta capaz de anticipar necesidades y acontecimientos futuros. Conoce la naturaleza humana y las apariencias externas no lo engañan fácilmente, característica que puede incomodar a los demás. Su conducta introspectiva confunde a muchas personas. Por regla general, no acepta opiniones ortodoxas sino que investiga por su cuenta, aunque halle sus propios criterios en el marco de una educación convencional o religiosa. Es aconsejable escuchar otras ideas y no permitir que una actitud reservada lo aparte de aquellos a los que ama.

-Ciclo Anual Personal Siete: Es tiempo de descanso. Se siente más cansado y menos sociable que de costumbre y desea estar solo para pensar de dónde viene, dónde se encuentra ahora y hacia dónde va. Pasará el tiempo con uno o dos amigos que complementen su estado contemplativo. Este ciclo marca el momento de mirar hacia dentro y reflexionar. Deberá mantener la rutina diaria hasta cierto punto, pero no aborde sus asuntos con demasiada energía; si persiste en esforzarse en el mundo exterior, puede caer enfermo. Tiene que dejar de lado las inquietudes materiales; las cosas por las que se ha preocupado durante los seis años anteriores se desarrollarán sin su intervención. Su mente se encuentra excepcionalmente alerta y debe aprovechar el momento para perfeccionar los conocimientos que posee; quizás el próximo año le sean útiles. Pero de momento, es recomendable dedicarse al estudio, la lectura y tomar clases de filosofía, religión, numerología, astrología o cualquier otra materia metafísica que le ayude a encontrar su lugar en la vida. Su intención está en una etapa muy intensa, y sueños, visiones, y experiencias telepáticas tienen cabida en este ciclo.

OCHO
-Esencia del Ocho: Recompensa. La fuerza y la destreza adquiridas en los siete números anteriores se ponen a prueba ahora. Provisto de un buen bagaje físico, emocional y mental, el Ocho emerge al mundo para establecer su autoridad en situaciones de poder material. El premio por los esfuerzos del pasado va ligado a la sabiduría en sus elecciones anteriores. En este período kármico el Ocho cosecha lo que sembró.

-Número Personal Ocho: Es el clásico ejecutivo que se mueve con soltura en cualquier esfera. La gente percibe su facultad para dirigir y organizar y automáticamente lo eligen como líder. Conoce el valor del dinero; su atinado criterio económico puede situarle en el mundo de las finanzas. Si trabaja con ahínco, disciplina y cautela puede alcanzar un puesto de mucho poder en esta esfera. No confía en la suerte; depende de su ingenio y su perseverancia. No conoce término medio; la ambición le conducirá al éxito. Debe aceptar responsabilidades y desenvolverse con buen juicio porque sus acciones tendrán una obvia repercusión en el mundo en que se mueve. Como proveedor de recursos materiales, debe administrarlos con prudencia y respeto. Las intrigas y las acciones despiadadas, así como los progresos personales basados en la falta de respeto, se traducirán en fracaso.

-Ciclo Anual Personal Ocho: Este año conseguirá lo que se ha ganado. Persiga con confianza y determinación los objetivos de su profesión, porque en esta etapa se le tendrá en cuenta. Si ha trazado bien sus planes, conseguirá una promoción, un ascenso o el reconocimiento. Honores, premios y herencias también entran en los cálculos. Comprobará su eficacia en el mundo material. Es un año de presiones y responsabilidades, las riendas del poder pueden recaer en sus manos, y probablemente, grandes sumas de dinero. Las relaciones personales también serán muy intensas. Para satisfacer las necesidades de este ciclo, al contrario que el Cinco, en el que las actividades amorosas cumplían un fin experimental, sus relaciones actuales deben comprender respeto e igualdad, físico y espíritu, cuerpo y mente. Aquí puede encontrar universalidad, pero lo que este ciclo le brinde será el resultado de su conducta en el transcurso de los siete anteriores, y, si los analiza, descubrirá cómo ha llegado al punto en que se encuentra.

NUEVE
-Esencia del Nueve: Relajación. Después de experimentar el poder del mundo material en el Ocho, el Nueve sabe que los asuntos materiales son transitorios y deben devolverse al donador. Una vez aprendido que la vida es cíclica, el Nueve retorna libremente y sin temor a aquello que ha ganado y enriquece así el universo. Es el humanitario que sostiene la luz de la sabiduría.

-Número Nueve Personal: Es una persona humanitaria que comprende y estima a aquellos que marginan las barreras raciales, sociales o económicas. Dado que se siente parte de un gran todo, reparte con generosidad su tiempo y sus recursos. Antepone la sabiduría al mero conocimiento y desea hacer del mundo un lugar mejor en el que vivir. Como pertenece a la familia universal, sabe que tiene que vivir de forma impersonal y dejar que las cosas tomen su propio rumbo cuando llegue el momento. A la gente le atrae su tolerancia, sabiduría interior y amplitud de visión, que en ocasiones resulta profética. Debe seguir su propia filosofía para dar ejemplo a los demás. Las necesidades de la vida son fáciles de cubrir, de modo que es libre de seguir sus impulsos humanitarios. Debe evitar la autocomplacencia, que sólo puede conducir a una falta de confianza en la generosidad.

-Ciclo Anual Personal del Nueve: Es el año que cierra el ciclo, un período de purificación en el que las cosas de la vida que no son estrictamente necesarias se descartarán para hacer sitio a una nueva vuelta a la experimentación en su próximo año Uno. Los cambios más importantes tienen lugar ahora. Algunas personas pueden desaparecer de su vida, es probable que cambie de empleo o de posición y deberá desechar cosas a las que se ha acostumbrado. Su actitud dará un giro espectacular. Es el momento de destinar parte de la energía a fines benéficos y devolver a la vida lo que ella le ha dado; experimentará la alegría de regalar. Estas acciones forman parte del proceso de transición. Viejas amistades adquirirán ahora una importancia especial; algunas nuevas pueden iniciarse en esta etapa. Recibirá la recompensa por esfuerzos anteriores. Se han realizado muchos objetivos y ha llegado la hora de atar cabos sueltos. Los últimos ocho años han añadido nuevos focos a su fuente de sabiduría. Descubrirá otros con su simpatía y comprensión; debe estar abierto al baño de purificación del cambio. Nueve años excitantes se proyectan por delante a partir de su próximo aniversario.

Enviado por el 10 enero, 2014. Temática Numerología. Si así lo desea puede comentar o seguir cualquier opinión respecto al artículo a través de RSS 2.0. O dejar un trackback.
No sólo Tarot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× seis = 12

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Diccionario (e interpretación) de los sueños